Carrito de Compra

0

Tu bolsa de compras está vacía

Ir a la tienda

Impacto social y construcción de comunidad

Impacto social y construcción de comunidad

COLOMBIA, LA TIERRA DEL CAFÉ COSECHADO SOSTENIBLEMENTE

  • 500,000 familias cafeteras conforman la Industria Cafetera en Colombia.
  • El 95% de los productores de café de Colombia tienen plantaciones de café en un área menor a 2 hectáreas (5 acres).
  • Colombia, el equilibrio perfecto de lluvia, altitud y calidad del suelo.
  • Frijoles seleccionados cuidadosamente.

EL PUEBLO DEL CAFÉ COLOMBIANO

¿Sabía que la industria del café en Colombia es propiedad de más de 500,000 familias cafeteras que tienen plantaciones en un área menor a 2 hectáreas (5 acres)? Las reducidas dimensiones de sus parcelas cafeteras han permitido mantener una actividad esencialmente familiar para la industria cafetera colombiana. Por lo tanto, la gente del café en Colombia cree que su familia es su prioridad más importante y está muy interesada en proteger y mantener un sólido conjunto de valores familiares.

En torno al café en Colombia surgieron una serie de redes sociales con diversidad de culturas y características, entre las que se encuentran diferentes comunidades indígenas, afrodescendientes y herederas de los pobladores de origen blanco o mestizo, todas ellas con diversas manifestaciones culturales entre las regiones. Se trata de personas cuya música, acentos e incluso su idioma varían significativamente, con influencia caribeña o andina, lo que contribuye con esta maravillosa idiosincrasia cafetera que distingue a la gran familia de cafetaleros colombianos. Sin dejar de lado su cultura particular, los cafeteros colombianos han dejado de lado sus diferencias para poder trabajar juntos en la consecución de objetivos comunes, y han aprendido a desarrollar un espíritu de colaboración difícil de replicar en otras industrias u otros países. Así, el pueblo cafetero en Colombia ha desarrollado un espíritu comunitario y de acción colectiva que también forma parte de sus valores más preciados.

En definitiva, los valores de los cafeteros en Colombia incluyen su trabajo honesto, esfuerzo y dedicación permanente, cultura de calidad y una interacción entre su tradición familiar y el mundo moderno; estos valores están presentes tanto en el carácter de Juan Valdez como en cada habitante de las zonas cafeteras colombianas, y que han jugado un papel importante en el dinamismo de sus regiones. Las familias cafeteras, unidas por sus principios de participación democrática, solidaridad, compromiso, búsqueda del bien común y el desarrollo sostenible, conforman un capital social y estratégico, y un modelo de paz para Colombia. Esta cultura cafetera ha pasado de generación en generación y hoy los jóvenes siguen este modelo de vida, como guía para el futuro.